Si bien las cábalas no garantizan resultados, nadie quiere dejar de creer en ellas. Desde 2012 y de manera ininterrumpida, el país que tiene un equipo campeón en la Copa Sudamericana en un año vuelve a albergar al campeón de la Copa Libertadores al año siguiente. Así, con Independiente del Valle como el campeón reinante de la Sudamericana, Ecuador se ilusiona.

Es que no sólo la increíble racha le brinda esperanza sino también el hecho de que por primera vez en la historia hay tres equipos ecuatorianos en los octavos de final de la Copa Libertadores: Independiente del Valle, Liga de Quito y Delfín.

De los tres, sólo Liga de Quito sabe cuánto pesa el máximo trofeo continental, habiéndolo ganado en el año 2008 bajo la dirección técnica del Patón Edgardo Bauza. Esta vez, buscará hacer lo mismo de la mano del uruguayo Pablo Repetto.

Independiente del Valle ha estado cerca de la instancia final en el pasado, pero no ha logrado dar el salto final. De hecho, cayó derrotado en el duelo final ante Atlético Nacional en 2016. Sin embargo, con un equipo interesante y varios jugadores jóvenes con proyección, tiene ganas de demostrar que puede repetir una conquista continental tras haber vencido a Colón en la Sudamericana 2019.

Delfín, por su parte, es el menos experimentado de los tres. Es que la Copa Libertadores 2020 implica su tercera participación en el certamen continental, después de lo que fueron la eliminación en fase de grupos en 2018 y en Fase 2 en 2019.

Así, si bien las rachas están para romperlas, en Ecuador se ilusionan con sus tres representantes y esperarán atentos por el sorteo del viernes para saber ante qué equipos deberán demostrar que están listos para pegar el salto en octavos de final.

Seleccioná las opciones (deportes, competencias y/o programas) que te interesen (vas a poder elegir club o programa en el siguiente paso):

Source: https://www.tycsports.com/copa-libertadores/ecuador-sudamericana-libertadores-277843.html

News – AR – Chance única en la Libertadores para Ecuador: tres equipos en octavos y las cábalas de su lado – TyC Sports