Tras un breve descanso desde el pasado Gran Premio de Eifel, la Fórmula 1 regresa a los circuitos y comienza a encarar el último tercio de esta temporada 2020. La Fórmula 1 compite por primera vez, este fin de semana, en el Autódromo Internacional do Algarve también conocido como Portimao.

El Autódromo Internacional del Algarve, ubicado en Portimao, ciudad portuaria a 300 kilómetros de Lisboa se inauguró oficialmente el 2 de noviembre de 2008. A pesar de haberse disputado numerosas pruebas deportivas oficiales de diferentes disciplinas del motor, tan solo registró la visita de los F1 con motivo de los tests de pretemporada entre finales de 2008 y comienzos de 2009.

Hasta la fecha se han disputado en Portugal un total de dieciséis Grandes Premios de F1, habiendo tenido diferentes escenarios: Oporto (1958 y 1960), Monsanto (1959) y Estoril (desde 1984 a 1996).

Los organizadores del GP de Portugal habían planeado tener 50.000 espectadores cada día, pero al igual que Turquía, se han visto obligados a reducir estas proyecciones a unas 27.500 personas.

Su trazado recuerda a los circuitos clásicos que se construían aprovechando la orografía natural del terreno, por lo que, a lo largo de su trazado, cuenta con numerosos desniveles que ocultan la salida de algunas curvas.

La sucesión de curvas lentas y rápidas en su trazado, requieren un complicado equilibrio aerodinámico que conceda un importante apoyo en las primeras que no penalice excesivamente en las segundas ni en las dos largas rectas. 

Al haber sido repavimentada la pista hace tan sólo unas semanas, el nuevo asfalto resulta una incógnita para los todos los equipos, ya que puede tener unas características diferentes a las de la superficie anterior.  

Tras la larga recta, fuerte frenada en la curva 1 (casi 90º) con amplia escapatoria asfaltada. Apurar la aceleración hasta la curva 2, muy rápida, que se traza prácticamente sin soltar el acelerador hasta llegar, ligeramente en bajada, a la curva 3 (180º) que requiere de nuevo una fuerte frenada. Subida hasta la curva 4, a izquierda, que se traza en aceleración para llegar a una larga recta que permite alcanzar muy altas velocidades antes de abordar, en bajada a izquierda, la curva 5 (180º) que requiere una nueva frenada y una buena salida aprovechando la tracción para iniciar una recta en subida que conduce hasta la curva 6, a izquierda muy rápida para, tras una corta recta, nueva frenada en la curva 7 (90º), a derecha; Fuerte aceleración y nueva frenada en la curva 8 (90º) a derecha. Aprovechar la tracción para aprovechar una zona rápida muy selectiva en que una recta lleva hasta la curva 9, muy rápida en bajada a izquierda y tras otra corta recta, curva 10, rápida, fuerte frenada para trazar la curva 11. Rápido descenso a curva 12, rápida a izquierda, corta recta y fuerte frenada para curva 13 (180º). Salida con fuerte tracción hasta la curva 14 (180º) muy abierta, ligera frenada a la entrada y una buena aceleración en salida para llegar con mucha velocidad a la curva 15, muy abierta, en bajada y rápida que desemboca en la recta principal. 

Dato Curioso: En el caso de ganar este fin de semana, Lewis Hamilton se convertiría en el recordman absoluto de victorias en la historia de la F1, tras igualar en la última carrera el record de las noventa y una conseguidas por Michael Schumacher.

La Fórmula 1 llega a Portimao más emocionante que nunca. Evidentemente, no en lo que respecta a la lucha por el liderato de la clasificación, la verdadera batalla se encuentra fuera de las tres primeras posiciones del campeonato, en esa popularmente conocida como zona media, encabezada a día de hoy por Daniel Ricciardo.

El equipo Mercedes llega a Portugal con opciones de ya proclamarse Campeones del Mundo de Fórmula 1. En la actualidad tienen 180 puntos de ventaja, por lo que a falta de seis carreras contando también la cita lusa, le sería suficiente ampliar a 220 puntos su ventaja sobre Red Bull para renovar su título mundial, sirviéndole una primera plaza y una tercera siempre que ninguno de los dos pilotos de la escudería austriaca sume puntos.

Además, se espera que Mercedes empiece a probar y recabar datos del comportamiento del auto con las actuales evoluciones y sin el DAS.

El fin de semana en Nürburgring había sido alentador gracias a las buenas actuaciones de Max Verstappen en clasificación y carrera y, además, había estado realmente cerca de los Mercedes el sábado. Con un nuevo podio bajo el brazo, la escudería austriaca pone rumbo a Portimao para disputar este nuevo Gran Premio en el calendario y así enfrentarse a un trazado que nunca se había competido en Fórmula 1. Los pilotos han tenido experiencias previas en esta pista en la que el holandés había rodado con un GT, mientras que Alexander Albon había competido en Fórmula 3 y sus resultados fueron buenos allí.

Max Verstappen es actualmente tercero en la clasificación peleando con Bottas a tan solo 14 puntos, mientras que Albon se encuentra séptimo en una muy apretada media tabla donde tan solo hay 15 puntos de diferencia desde el tercer lugar al octavo.

El fin de semana en Nürburgring ha sido positivo en términos de resultados para la escudería Racing Point, ya que ambos pilotos consiguieron puntuar. Lo destacable de esos días fue que Lance Stroll no había competido y Nico Hülkenberg ha sido otra vez clave para salvar el fin de semana.

No podemos dejar de lado a Sergio Pérez, el mexicano ha tenido una muy buena actuación terminando cuarto las últimas dos carreras, que colocan a la escudería en la tercera posición 4 puntos por encima de McLaren.

De cara a Portimao, Lance Stroll ya podría recuperar su asiento, pero se tiene que confirmar todavía. Mientras que el Checo Pérez luchará por acercarse a la cuarta posición del Mundial que ocupa Daniel Ricciardo con 10 puntos de ventaja.

El equipo McLaren no ha parado de trabajar en las últimas semanas para resolver los problemas que sufrieron en el Gran Premio de Eifel. Llegan a Portugal con nuevas actualizaciones aerodinámicas que probarán el viernes, aunque en una pista desconocida para todos.

Lando Norris es uno de los pilotos jóvenes que ya conocen el circuito de Portimao gracias a la F3, pero no cree que pueda darle una ventaja clara sobre los demás.

Hoy McLaren es cuarto en el campeonato, pero tan solo a 2 puntos de Renault que han tenido con Daniel Ricciardo muy buenos resultados en los últimos grandes premios.

La moral por las nubes con Renault certificando su progreso con el pódium conseguido en el Gran Premios de Eifel. Daniel Ricciardo rompió una sequía de más de dos años y medio sin acabar entre los tres primeros, y asegura que no se va a relajar tras este resultado, sino que quiere más en sus últimas carreras con el equipo.

La pelea por la tercera posición del campeonato de constructores está más apretada que nunca donde solo existen 6 puntos de diferencia entre el tercero y el quinto lugar.

En el último Gran Premio disputado en tierras alemanas, Charles Leclerc logró terminar en la zona de puntos una vez más. Con este resultado decente para la Scuderia, ahora ponen rumbo a Portimao para competir por segunda vez en la Península Ibérica y encarar un nuevo desafío para ambos pilotos en F1. Para esta cita, Ferrari continúa con la actualización del monoplaza y sigue con las mejoras ya introducidas en Rusia y Alemania.

Source: https://www.gurusdeportivos.com/analisis/f1/f1-previa-gp-portugal-2020

News – AR – F1: Previa GP Portugal 2020 | Gurús Deportivos